El encanto Russian Red

Su voz es suficiente para convertirse en melodía por sí sola. Agregále guitarra, batería, una filarmónica y quizás una mandolina y obtenés el fenómeno Russian Red, una chica española que con su sonido folk está encantando el mundo, Costa Rica incluida.

Tuve el placer de entrevistar a esta encantadora chica en su venida a Costa Rica, y acá les presento una breve entrevista con esta promesa, que ya es una realidad musical.

También, les presento una breve semblanza:

Con un ritmo tradicional folk, y muchas veces acompañada exclusivamente de su guitarra, Russian Red ha vendido más de 22.000 copias de su primer CD: I love your Glasses, se ha convertido en la revelación del año en su natal España y ha sido nominada a los premios MTV Europa 2009.

Russian Red no necesita de acordes complicados o de canciones movidas para encantar. Los suple con el mayor don de una cantante: una exquisita voz.

Sencillos como Cigarettes y They don’t believe han dado la vuelta al mundo, y han cambiado la vida de esta chica, que comenzó con su guitarra en una tarde de verano.

Las comparaciones suelen llegar por doquier. Cat Power, Joni Mitchell son solo dos de las grandes del folk con las que se ha tratado de paragonar a Russian. Sin embargo, lo de ella es diferente. Sus canciones juegan con la dulzura de su voz, el acorde de un par de instrumentos, y una batería en ocasiones.

Canta desde los tres años, me cuenta. Creció a la par de los Beatles, y por esto desarrolló afinidad con el inglés, por lo que sus canciones son en ese idioma, pese a ser madrileña. Pese a esta momentánea “traición” de su idioma materno, el público la quiere. Algún día cantará en español, me confiesa, pero no ha llegado el momento.

La chica todavía es una promesa en el mundo de la música, pero de que tiene calidad, la tiene. En momentos donde vende más el cuerpo que la voz y donde las estrellas se fabrican a la medida, surge ella con una propuesta atemporal a su época.

Lourdes Hernández –su nombre de pila– emana simpatía desde el primer momento. Cuando la conocí por primera vez, ni siquiera la reconocí, pues su imagen cotidiana es muy diferente a lo que ronda en varios sitios de internet.

Tal vez mis ojos estaban preparados para ver la chica sofisticada que circula en la red, pero Lourdes en vivo es otra cosa. Despeinada, con poco maquillaje y una gran sonrisa, retrata la imagen de cualquier chica de 23 años, que no se acostumbra a estar siempre frente a la cámara, aunque esta la adore.

Dos días antes de cantar ante un Teatro Variedades lleno hasta el colmillo, y recién llegada a Costa Rica, Russian Red, con mucha simpatía, me dedicó unos veinte minutos para conversar sobre su música, su vida, y un poco más.

Les dejo la transcripción completa de la entrevista:

-En tus propias palabras: ¿cómo definís tu música?

– Vaya, creo que es la pregunta más difícil del mundo. La música es para mí como una necesidad para desprenderme de algo, de lo que siento y de mis emociones. Normalmente mis canciones hablan de frustraciones, de amor, de los sentimientos, de la ausencia, que creo que es lo que más me inspira: las cosas que estaban, y ya no están.

-¿Qué querés expresar con ella?

-(Con una sonrisa) Quiero expresarme a mí misma. Quiero llegar a entender las cosas que pasan por mi cabeza, y expresarlas a través la música, donde todo es más amable.

-¿Desde cuándo cantás?

– Desde que era una enana. Siempre estuve en el coro de la escuela o del colegio. Un verano, tenía una amiga que tocaba una guitarra, y yo tenía una guitarra por ahí, y le pedí que me enseñara. En ese momento tenía como 12 ó 13 años, y desde ahí comencé a componer canciones con la guitarra.

-¿Entonces tu primera composición fue a los trece años?

-Sí, a principios escribía poemas y unas poesías súper elaboradas, y luego le ponía música. Creo que a los trece compuse mi primera canción.

-¿Qué sucedió con la amiga que te inició en la guitarra?

-Fíjate que ahora ya perdimos contacto, porque al crecer la gente, se hace tan diferente. Pero en aquel momento, me lo enseñó todo.

-¿De dónde surge la inspiración para escribir tus canciones?

-Las letras suelen llegar casi de lo absurdo, en el sentido que comienzo a tocar la guitarra, y veo que me ha llegado el momento de inspiración, y entra la melodía por la cabeza, a veces acompañado de una palabra cualquiera que surge del subconsciente. Así surgen la mayoría de mis composiciones.

-¿Son todas cosas que suceden en tu vida?

-Si, claro, incluso cuando hablas de fantasías y de cosas que aún no te han pasado objetivamente. Siempre hay mucho de ti en tu música, que es tu propia literatura.

-Tu nombre artístico es muy particular, ¿De dónde proviene “Russian Red”?

-Pues, te lo voy a contar entero. Estaba estudiando para un examen, y me acababa de comprar un pintalabios muy bonito, que se lo había visto a una chica y me dijo que se llamaba “Russian Red”. En ese entonces pensé: “Vaya, si algún día debo tener algún nombre artístico, este sería bueno, porque es algo como muy cotidiano mío, el pintarme los labios, y aparte tiene algo que a mi me gusta y me identifico, sin tampoco saber demasiado bien por qué, y así se quedó.

(Con una sonrisa, me señaló que esta fue la vez que más se ha extendido explicando el origen de su nombre).

-Internet fue tu plataforma de inicio ¿Cómo fue ese proceso?

-Bueno, todo se dio por partes. Primero me enteré que había un portal que se llamaba myspace y que podías colgar tus canciones, y pensé que podía probar, haber a ver qué pasaba, si alguien lo quería escuchar.

En ese entonces, grabé mi primera canción con el ordenador, algo muy básico, y la coloqué on-line. De ahí a que salió el primer disco pasó como un año y medio. Se podía pensar que todo fue muy rápido, pero todo se dio a su debido tiempo.

-¿Qué artistas te inspiran?

-Muchísimos. Los principales son los Beatles; yo crecí con los Beatles. Mi padre los ponía a todas horas en el coche y a mí me encantaban; para mí eran más que unos músicos, un momento de alegría. Pasaba horas escuchándolos, cantando su música y leyendo sus canciones, descifrando cada palabra. Se puede decir que crecí cronológicamente con los discos de los Beatles.

-¿Debido a eso comenzaste e cantar en inglés?

-¡Claro! Imagínate. Si tenía la casa llena de ellos, y aparte toda la música que más me llamaba la atención era en ese idioma, pues casi no escuchaba música en castellano, de ahí que me configuré más en cantar en inglés.

-¿Cantarías alguna vez en español?

-Me encantaría, si pudiera hacerlo. De momento no estoy preparada, porque no le he dedicado esta atención, o ese empeño. A lo mejor es miedo, pero de momento no puedo, no me sale, me sigue saliendo en inglés, es donde más me siento a gusto.

-¿Ya te acostumbraste a tu nueva vida, como cantante?

-Hombre, es que tampoco las cosas cambian de la noche a la mañana, sino que todo es un poquito progresivo; no obstante, siento lo mucho que ha cambiado para bien.

-¿Extrañas la vida normal de Lourdes Hernández?

-(Me miró brevemente, como sin esperar el giro de esta entrevista hacia una parte más personal, y luego de un suspiro, y una espontanea sonrisa, me contestó…)

-Si, extraño muchísimo ir a la universidad; me gustaba el ambiente que había y el hecho que la gente ahí tiene intereses comunes. Extraño, además, tener una rutina: algo así como pasar todos los días por la misma panadería, coger el mismo tren etc., coas que ahora ya no puedo hacerlas, y hecho de menos. Me hace falta pasar tiempo con gente cercana a mí, porque a veces, como que te sientes un poco fuera de lugar.

-Tus canciones son melódicas; hablan por lo general del amor. ¿Así sos en la vida real?

– (Transcurre un breve momento de silencio). ¡Si, claro! Lo que pasa, es que cuando uno está a solas, es de una manera, y luego, cuando te relacionas con la gente, aunque no entienda bien porque, pero creo que es por las trabas del lenguaje, uno parece que es de otra manera.

Tal vez la misma persona, desinhibida y normal, a lo mejor nadie diría que es una romántica, porque es imposible estar así todo el rato, pero cuando estoy a sola con migo, pues, esos son los sentimientos que más afloran.

-¿Te emociona cantarle a otro continente?

-Me emociona muchísimo. De alguna manera, la gente aquí no conoce mucho de mí, supongo que vienen a ver un poco lo que hay y eso me encanta: tocar ante gente que no ha escuchado nunca antes esto.

-¿Te ha gustado de Costa Rica?

-Pues mira, llegué hace poco y lo que he visto hasta el momento son las calles, pero me ha gustado mucho estar aquí. Me gusta el aire que hay, está fresquito…

(Al siguiente día, visitaría junto a su equipo el Volcán Poás, un lugar que encantó a Lourdes, tanto así que dedicó un breve espacio en el concierto para contar con emoción sobre su experiencia).

-¿Qué viene para Russian Red?

-Cuando termine la gira de este disco en diciembre me quiero tomar un buen descanso para hacer otra cosa, y sentirme inspirada por otros lugares y otras personas. Sé que es muy positivo que haya gente que quiere escuchar lo que te pasa por la cabeza, pero llega un momento en que a veces tocar tanto, hace que carezca de sentido, si te pones a pensar en el sentido que tenía para ti en el principio, así que ni espero nada ni busco nada más que descansar ahora, interiorizar este periodo con calma.

Tengo un nuevo disco en mente, pero tampoco tengo ninguna prisa, quiero que venga con tranquilidad. Creo que mi futuro es tan incierto y me gusta que así sea.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s